Huertera por Guayabal

El encuentro fue el domingo 16 de septiembre de 2018 a las 8 a.m. El lugar, el parque de Carlos E. Restrepo, donde está la estación Otrabanda de Encicla. La bici cargo preparada, un tinto para ponerle sabor y refuerzo al día, la mañana algo húmeda por la lluvia de la madrugada, opaco pero sin agua y con toda la expectativa. Empieza a llegar la gente, los más cumplidos hacía rato estaban por ahí rondando; la gente llegando, muchos conocidos saludándose entre sí, a la expectativa de esta invitación del Colectivo SiCLas y la Red de Huerteros de Medellín, donde se pretende visitar unos cuantos huertos comunitarios en Guayabal, comuna 15 de Medellín.

Encuentro en Carlos E. Restrepo.

Después de dar las explicaciones sobre esta rodada por parte de los encargados y de coordinar con los acompañantes de la logística, 45 personas empezamos el recorrido que nos llevó inicialmente por la ciclovía de la autopista para salir después del puente más antiguo de la ciudad, el de Guayaquil, a tomar una vía paralela a la autopista. En esta calle, bastante tranquila, pudimos apreciar una primera huerta urbana inesperada: una persona, un ser humano, que está viviendo en una alcantarilla y que la adorna con un pequeño jardín.

Nuestro primer destino fue el parque en el barrio Manzanares. Al llegar parqueamos nuestras bicis y repusimos energías con las mandarinas y bananos que los amigos de Espíritu Libre, encargados de nuestra alimentación en esta ruta, nos habían entregado al comienzo para llevar en la cargo. Las frutas nos preparan para entrar al Aula Ambiental de la comuna 15, donde se tiene de todo: mariposario, huerta, compostera, jardín, aula y unos árboles majestuosos con fauna propia y un fresco bastante agradable. Un barrio con parque y aula ambiental, edificio que sirve de punto de encuentro para la educación ambiental y el compartir comunitario, intercambiar experiencias y ver pasar la vida poco a poco en este remanso de paz a pocos metros de las industrias de la pujanza paisa.

Huerta Aula Manzanares. Parque barrio Manzanares.

Luego nos vamos por unas callecitas a salir a otra de las huertas comunitarias que vamos a visitar, esta vez en la unidad residencial Aldea Verde, donde nos reciben con guandolo. Doña Azucena, del equipo de trabajo de la huerta, nos cuenta cómo han conseguido, con apoyo de todos los vecinos y la administración de la unidad, que todos separen los residuos sólidos, reutilizables y orgánicos para su disposición o tratamiento. Nos hablan de proyectos de recolección de aguas lluvias, de educación ambiental para los niños de la unidad y de lo que hacen. Lo que vimos allí es asombroso y sobre todo por el trabajo voluntario de algunos que separan, abren bolsas de residuos orgánicos, algo para muchos nada agradable, pero necesario para realizar el proceso de compostaje que les facilita al final un tratamiento de estos residuos y les asegura el abono para el hermoso huerto que tienen. Pero también son un caso de éxito en cuanto a venta de productos del huerto, entre los que ofrecen este abono que preparan a los vecinos y amigos que conocen y comparten este ejemplo comunitario, en una de las zonas industriales y en la comuna más contaminada de la ciudad. Nos despedimos después de estar casi 45 minutos en dos grupos aprendiendo, admirando y compartiendo este tipo de vida comunitaria y ejercicio ciudadano.

Unidad Residencial La Aldea Verde.

Luego nos vamos para la unidad residencial Piamonte, donde tienen la huerta comunitaria más antigua de la comuna, una huerta muy luchada entre vecinos que quieren y donde muchos invierten su tiempo y dinero como terapia y como espacio de encuentro y bienestar, pero que otros no entienden y hasta se oponen. “De la huerta al plato” es el nombre del espacio en el que tienen multitud de plantas medicinales y aromáticas y donde también nos dan un delicioso jugo, preparado exótico con algunas de esas delicias que siembran allí. Cada uno de los asistentes salió con su plantulita, y algunos con más de una, para sembrar en sus casas.

De la huerta al plato. Urbanización Piamonte.

Por último, nos dirigimos a la huerta Doña Pacha, ahí en la biblioteca Manuel Mejía Vallejo, donde nos reciben con un delicioso refrigerio. Comemos, hablamos y vamos a la huerta, donde Ovidio y demás colaboradores de la huerta, así como algunos de la Mesa Ambiental de Guayabal comuna 15, nos cuentan cómo ha sido el proceso de esta huerta, mantenerla y establecer relaciones con los vecinos y directivas de la biblioteca.

Huerta Doña Pacha. Parque Biblioteca Guayabal.

Toda esta experiencia nos enseña muchas cosas importantes, como las técnicas de abono, mantenimiento, transformación de orgánicos, compartir especies y plántulas, sus usos medicinales y tradicionales, pues este proyecto comprendía no solo la SiCLeada de aquel domingo opaco pero preciso para rodar en nuestras naves, sino que también habíamos tenido la oportunidad de compartir el conversatorio sobre Patrimonio Cultural Inmaterial, el jueves 23 de agosto, y el diálogo de saberes sobre plantas medicinales el sábado 1 de septiembre. Finalmente, después de nuestra rodada, tuvimos una jornada de siembra colectiva en la huerta Doña Pacha el sábado 29 de septiembre, donde compartimos saberes frente a este tipo de agricultura urbana y prácticas de la memoria tradicional, que por el tipo de vida y vivienda que habitamos en ocasiones olvidamos que también es posible tener en un pequeño espacio el cidrón, la caléndula, la albahaca, el té verde, la lavanda, y muchas más, e incluso tal vez hasta pimentones, cebollas y tomates.

Nos vemos en la próxima rodada, ya sea para visitar huertas, casas culturales independientes o de la municipalidad, proyectos independientes o graffitis, siempre conscientes de nuestros vehículos que nos llenan de alegría y posibilidad por el ritmo, el desplazamiento, la compañía y el parche de estar en esta ciudad y disfrutarla desde nuestras SiCLas.

Por: Mauro Mesa

*Este es uno de los proyectos ganadores de la convocatoria de estímulos para el Arte y la Cultura 2018 en la modalidad “Celebrando el mes del patrimonio”, de la Secretaría de Cultura Ciudadana.